Todo lo que necesitas saber sobre la tasa de rebote

Kiwop / Blog / Marketing Online / Todo lo que necesitas saber sobre la tasa de rebote

Si la tasa de rebote es alta, normalmente es un indicador negativo de nuestra página web.

Aunque realmente no siempre es así.

En Google Analytics puedes mirar la métrica tasa de rebote

Quédate y averigua más sobre esta métrica.

Qué es la tasa de rebote y cómo interpretarla

Exactamente, el porcentaje de rebote es el porcentaje de visitas que han entrado a una página, han permanecido ahí sin interactuar y se han marchado.

Lo que te decíamos, a priori puede parecer un indicador muy negativo que dicho porcentaje sea muy alto.

Pero dependerá de la URL, del tipo de página y otras métricas como el tiempo medio de la sesión.

Por ejemplo, la URL de un artículo de blog:

Puede que hayan llegado a dicho artículo desde la difusión en redes sociales, por lo tanto habrán entrado directamente al artículo. Si han estado 2 minutos leyendo el artículo y después abandonan, será algo normal.

Estas dos métricas se complementarán para el análisis del sitio web

Era solo una página informativa. Cierto es que si después interactúan más con la web, mejor. Pero no es tan negativo.

Ahora bien, la URL del sitio del catálogo o de fichas de producto, o la Home, por ejemplo, que sí que tengan tasa de rebote alta ya sería más negativo.

Se supone que ese tipo de páginas requieren de más interacción y no sería un porcentaje de rebote aceptable.

Por lo tanto habría que tomar medidas para mejorar estos números.

Resumiendo un poco, si este porcentaje es alto es una alerta roja de que tu página web tiene problemas y necesita de mejoras.

Por qué es importante reducir la tasa de rebote

Si tu tasa de rebote es siempre muy alta: los usuarios entran y salen de tu página web sin interesarse por nada.

Eso puede perjudicar negativamente (aunque interpretándolo no sea tan perjudicial para tu negocio) a tu página web.

¿Cómo? Puede afectar a tu posicionamiento. Google puede interpretar que si tu web tiene tan alta esta métrica, puede ser debido a que tu web sea de mala calidad. Y entonces te penalice bajando la web en el ranking de búsqueda.

Google valora la tasa de rebote de tu página web para posicionarte

Así que, directa o indirectamente, disminuir la tasa de rebote puede ayudarte también a mejorar la tasa de conversión.

Por lo tanto, una baja tasa de rebote, implica mejor calidad de tráfico, mejor posicionamiento, y más conversiones.

¿Cómo hacerlo? Sigue leyendo.

Cómo hacer para reducir la tasa de rebote

Hemos visto antes que tener el porcentaje de rebote bajo es importante (aunque no siempre) para mejorar el objetivo final de toda página de negocio online: las conversiones.

Ahora te daremos algunos tips para bajarla.

Crear contenido de valor

Si conoces bien a tu usuario, puedes proponer tu estrategia de contenidos aportando contenido de calidad y valor para él.

Si el contenido es de calidad será valor diferencial frente a la competencia, pues los usuarios siempre buscan la mejor información, y si la encuentran en ti, tendrás puntos ganados porque estarás llamando su atención.

Escribe pensando en tu lector

Puedes estar creando contenido de calidad, pero ¿Qué pasa si el lector no lo está encontrando?

Tienes que escribir pensando en él, y por lo tanto, hacer una investigación de palabras clave y ver cuáles reciben más volumen de búsqueda por parte de los usuarios.

Y a partir de esas keywords, crear ese contenido de calidad.

Intenta reducir la velocidad de carga

Te hemos dicho en otras ocasiones que la velocidad de carga es muy importante.

Y es que si tu página web tarda más de 2 segundos en cargar, es muy probable que los usuarios abandonen, de ahí la importancia de reducirla.

Si queréis consejos para optimizar tu sitio os dejamos el artículo de Kiwop sobre la verdad de PageSpeed, es una herramienta que te dice cuán optimizada está la web.

Pónselo fácil al lector

Te estamos dando varios consejos que ponen en el centro el lector, es decir, tu cliente potencial. Pero es que es él quien va a decidir quedarse en tu web o abandonarla, por lo tanto será a quién tenemos que convencer para lo primero.

Hay que ponérselo fácil, si redactas textos largos, y con lenguaje rebuscado, se va a agobiar, no lo va a leer, y se va a marchar.

Queremos que el usuario se quede leyendo nuestro contenido y no marche

Entonces lo importante es: que los textos sean cortitos y fáciles de entender.

Que se le haga ameno leyendo y no tenga que hacer esfuerzos.

Si además están bien organizados en H2 y H3, con checklists, e incluye imágenes por el medio, eso mejora aún más la experiencia del usuario.

Incluye CTAs

Incluye llamadas a la acción por toda la web.

Hay que repartirlas por toda la página, pero sin que el usuario se sienta invadido.

Ir guiando a los usuarios por tu página web y sobre todo, hacia la acción deseada, hacia la conversión.

NO a las páginas emergentes

Bajo ningún concepto, empeoran mucho la experiencia de usuario.

Y no solo empeora la experiencia de usuario, sino que Google también lo penaliza.

Mantén el blog actualizado

Mejorará la experiencia de usuario, la confianza de marca, y aumentarán los leads.

Los usuarios verán que tu marca es activa y no se queda estancada. Podrán buscar dentro de tu sitio web información relevante y nueva.

Metadescripciones

Escribe las metadescripciones que salen en Google cuando los usuarios hacen búsquedas.

Optimízalas y que estas sean atractivas para ellos.

De esa forma, si realmente los usuarios están interesados en el contenido entrarán y no abandonarán tan fácilmente. Será tráfico de calidad.

Puedes aprovechar para incluir palabras clave mencionadas anteriormente.

Optimiza la web para móviles

Así si la experiencia de usuario para los usuarios que entran desde este dispositivo es satisfactoria, no marcharán.

Seguramente haya muchas más formas de reducir tu tasa de rebote, aquí te hemos contado algunas.

Investiga a tu buyer persona y quizás descubres alguna forma más de llamar su atención y hacer que no te abandone.

Reduce tu tasa de rebote en tu página web

Reducir tu tasa de rebote es importante si no quieres perder posicionamiento web, y quieres que tus visitantes sean de calidad e interesados para acabar convirtiéndolos en leads.

Contacta con nosotros para que te ayudemos a reducir tu tasa de rebote.

También puedes seguirnos en nuestro perfil de Instagram para más consejos sobre el tema.

En Kiwop, somos especialistas en redacción de contenidosmarketing digitaldesarrollo web y e-commerce.

¡Adelante, empieza a bajar ese porcentaje!

Queremos ayudarte a obtener resultados.

Deja un comentario

Queremos ayudarte a obtener resultados.
¿EMPEZAMOS?