Kiwop / Blog / Marketing Online / Funnel y embudo de Conversión: Qué es en Marketing Digital

Funnel y embudo de Conversión: Qué es en Marketing Digital

En casi todos los artículos te venimos diciendo que lo esencial es conocer tu target, a quién te diriges. Pues con el funnel de conversión también lograrás eso, además de que te ayudará a tomar mejores decisiones.

Conoce mejor cómo actúa tu target y toma mejores decisiones

Si quieres saber en qué consiste, sigue leyendo.

Qué es Funnel de conversión

El funnel de conversión es una técnica de marketing a través de la cual se puede observar el proceso por el que pasa un cliente desde que detecta una necesidad hasta que nos compra, la acción final que deseamos.

Se llama también embudo de conversión, porque realmente tiene forma de un embudo, las personas que conocerán tu marca no es la misma cantidad de personas que acabarán dejando un contacto o que acabarán comprando.

Es por eso que con el análisis del embudo de conversión podemos llegar a tomar buenas decisiones.

Porque vemos en qué momento caen, en qué fases nos abandonan más.

Gracias al funnel podemos conocer mejor las fases del cliente

Y gracias a él, podremos detectar errores en algunas fases, y solucionarlos antes de que sea tarde. Y entonces centrar nuestros esfuerzos en aquellas áreas que más se necesite.

Para finalmente conseguir un ROI más elevado gracias a todo lo anterior.

Básicamente, lo que trataremos de conseguir, es que la parte más baja del embudo no sea tan estrecha.

Si quieres conocer las fases, continúa leyendo.

Fases del Funnel de conversión

Este embudo de conversión, que explica las fases por las que pasa el usuario con nuestra marca, las vemos a continuación:

1. Adquisición

Es la fase en la que el consumidor detectará un problema o necesidad, y en la que tendremos que dar a conocer nuestra marca.

Se utilizarán estrategias de marketing digital para dar a conocer la marca, tales como generar contenido, redes sociales, etc.

Cuanta más gente haya en la parte más alta del embudo más probabilidades hay de que más gente llegue a la parte baja.

Lo que se pretende es ganar notoriedad y, sobre todo, visibilidad, atrayendo el máximo número de visitas a nuestra página web.

2. Activación

La siguiente fase, en la cual el usuario tendrá muchas marcas y/o productos a su disposición, pretendemos ganarnos su confianza.

Queremos que tengan con nosotros amor a primera vista, y por eso habrá que optimizar bien la página web y que sea fácil de usar y deseable para ellos.

Básicamente, queremos captar su interés y engancharlos, que se queden viendo nuestros contenidos.

3. Retención

En esta tercera fase pasarán por el embudo los usuarios que realmente hemos enganchado, al menos hemos llamado algo su atención.

Entonces el objetivo ahora es fidelizar. Por eso, querremos convertir las visitas en leads.

Para conseguirlo, se pueden crear formularios optimizados, solicitando el menor número de datos para hacer menos engorroso el proceso para el usuario, y así aumentar el número de leads.

Añade un formulario a tu web con el que conseguir leads

4. Venta

Lo siguiente es que nos compren, objetivo principal de cualquier empresa. Queremos transformar los leads en clientes.

Todo es optimizar y optimizar, porque para esta fase deberemos tener el proceso de compra optimizado.

Que todos los pasos que tenga que realizar estén bien indicados, no haya ningún tipo de error, todo fluido, etc.

Tendremos así menor tasa de abandono de carrito de compra. Básicamente hacerles la compra fácil.

5. Referencia

Si queremos que la rueda del ciclo siga su curso, deberemos dejar a los compradores bien satisfechos.

Si todas las fases hasta llegar a la compra, para este cliente, fueron bien, y se quedó satisfecho con la compra del producto, muy probablemente nos recomendará.

Si nos recomienda, es un mismo cliente que hará de prescriptor y otros usuarios podrán confiar en su opinión. Porque ya no será la propia marca la que hablará bien de ella, sino una persona como él.

Además, si quedan satisfechos, ellos mismos podrán repetir y convertir clientes en clientes recurrentes.

Cómo aplicar el funnel de conversión en una estrategia de Marketing Digital

El funnel de conversión es una técnica de marketing, pero sobre todo se utiliza en la estrategia concreta de Inbound Marketing.

Ya que el inbound es una estrategia de publicidad no intrusiva, que trata de atraer y acompañar al usuario por todas sus fases, a través de su herramienta principal: el contenido.

Es publicidad no intrusiva porque lo atraemos con el contenido, y qué le aporte valor al cliente.

La estrategia de inbound marketing se centra en el content marketing

Ellos tienen un problema y buscan soluciones en Internet, y nosotros estamos ahí para ayudarle a solucionarlo con nuestro contenido.

Y poco a poco educar y madurar el lead para que pase su VISA por nuestra tienda online a cambio de nuestros productos o servicios.

Gracias al funnel y conocer mejor al target, sabremos qué tipo de contenido, en qué canal y con qué frecuencia actuar.

Ahora ya conoces que es el Funnel de conversión

Te hemos explicado qué es el embudo de conversión, en qué te va a ayudar, sus fases y cómo aplicarlo en el marketing digital.

Ahora te toca a ti.

Contacta con nosotros si necesitas ayuda o síguenos en nuestro perfil de Instagram para más consejos sobre cómo tomar buenas decisiones a través del funnel de conversión.

Nosotros te podemos ayudar a crear una estrategia de marketing digital que te ayude a ampliar el funnel por abajo.

En Kiwop, somos especialistas en redacción de contenidosmarketing digitaldesarrollo web y e-commerce.

¡Empieza a aplicar el funnel en tu estrategia de Inbound marketing y aumenta tu ROI!

Queremos ayudarte a obtener resultados.

Deja un comentario

Queremos ayudarte a obtener resultados.
¿EMPEZAMOS?