¿Cómo tiene que ser una landing page?

Kiwop / Blog / Diseño y desarrollo web / ¿Cómo tiene que ser una landing page?

Hoy hablaremos de las landing pages o lo que es lo mismo, las páginas de aterrizaje. Se llaman así porque son una única página donde los usuarios ‘aterrizan’ después de haber hecho clic en un banner o anuncio colocado en otra página. En esta página de bienvenida, los usuarios reciben información sobre el producto o servicio que promocionaba el banner, una información sintetizada y rápida de consumir.

Para conseguir la conversión, es decir, que el cliente haga una acción concreta, es necesario que la estrategia de la landing page esté incluida en el plan de marketing digital y que esté bien definida. Se convierte así en una forma más de promocionar tu negocio en Internet, de atraer leads y convertirlos en clientes.

Según un estudio de iAcquire de 2013, un 70% del total de búsquedas realizadas desde dispositivos móviles acaban haciendo una acción en un sitio web a lo largo de la siguiente hora, normalmente en una landing page. Además de mejorar la interacción con los usuarios, que una landing page sea responsive ayuda también a mejorar su posicionamiento en Google.

¿Cómo debe ser una landing page para ser conversora?

1. Diseño. Debe ser atractivo y mostrar un contenido relevante. El mensaje debe ser claro y hay que distribuir la información de forma jerárquica. Esto se puede conseguir con diferentes tipos de letras y tamaños, con imágenes, etc. El titular debe estar situado en la parte superior y ser el centro de atención, acompañando el logotipo. Con un vistazo, debe quedar claro lo que se quiere transmitir. Debemos evitar que el usuario se canse visualmente y abandone la página.

2. Botón Call to action. La llamada a la acción debe aparecer en un lugar muy visible, en la parte superior de la página, para no tener que hacer scroll. Esta debe estar en un botón llamativo y ser directa y atractiva. De esta manera tendrá visibilidad e incitará a realizar alguna acción concreta, la conversión.

3. Conversión. El objetivo es diferente en cada landing page. Puede ser el de participar en un sorteo, suscribirse a una newsletter, darse de alta de algún servicio, descargarse algún documento, conseguir descuentos, registrarse, click to call, descargarse una aplicación, etc.

4. Ahorrarse elementos innecesarios. Todo lo que es complementario solo distrae a los usuarios. Todo lo que aparezca debe estar pensado para conducir al usuario hacia la acción. Se deben evitar también los enlaces secundarios porque desvían la atención de lo que realmente importa.

5. Adaptación a los dispositivos. La landing page debe ajustarse a cualquier dispositivo o sistema operativo para que al usuario le sea cómodo terminar el proceso. El contenido, como los cuadros que deben rellenarse, debe estar bien repartido, dependiendo del tamaño de la pantalla, ya sea de forma horizontal o vertical. También hay que tenerlo en cuenta cuando se prepara la página de agradecimiento, en la que se puede ofrecer al usuario diferentes cosas dependiendo de si el usuario está fuera de casa (móvil) o desde el ordenador.

6. Velocidad de carga. Vídeos e imágenes deben estar optimizados para una carga inmediata. Los usuarios nos hemos vuelto más exigentes desde el móvil y somos un poco más pacientes delante de la pantalla del ordenador. Acceder desde el móvil requiere eficacia, por tanto, el tiempo de espera debe ser menor al de un ordenador. Primero se debe cargar el contenido más importante y luego los elementos adicionales.

7. Imágenes. Las fotografías del producto o servicio que se ofrece deben ser muy ilustrativas y gráficas. Deben tener una buena calidad y permitir que el usuario las pueda ampliar y girar. Esto transmite confianza y seguridad.

8. Formulario de contacto. Se debe pedir solo la información imprescindible para no hacerse pesados. Es una buena manera para conseguir, por ejemplo, correos electrónicos, y poder enviar newsletters a leads, clientes potenciales.

9. Tema optimizado. Cuando se utiliza una plantilla para móviles que no está preparada para desarrollarse en estos dispositivos, el código no visible de la página puede pesar demasiado y retrasar la carga del contenido. Hay que vigilarlo.

10. Palabras clave. La breve descripción que aparezca en la landing page debe contener aquellas palabras clave que más se identifiquen con el sector, el negocio, producto o servicio que se ofrece. Esto también servirá para mejorar el posicionamiento orgánico (SEO).

Hay que tener presentes todos y cada uno de estos puntos a la hora de diseñar una landing page. Con una estructura clara y visualmente potente se captará la atención del usuario. Y a través de la brevedad y la creatividad, mostrarás la información relevante de forma original. Existen diferentes herramientas para desarrollar una landing page, pero las más prácticas son Unbounce o Instapage.

Con una landing page optimizada, los navegantes aterrizarán en la página de bienvenida y tendrán una experiencia positiva, con muchas posibilidades de terminar en conversión. Así es como conseguirás tus objetivos con éxito. Si tienes cualquier consulta sobre las landing pages, ¡no dudes en consultárnoslo!

¿Cómo podemos ayudarte?

Deja un comentario

¿Cómo podemos ayudarte?
¡CONTÁCTANOS!
Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información aquí.